5 sugerencias para predicadores.

Image

 

El ministerio de la predicación esta puesto en tela de juicio en muchos momentos en la historia. En medio de conversaciones de iglesias emergentes, o lideres emergentes de “nuevas formas de hacer la iglesia” estamos ante una ideología de quitar la predicación de la palabra y reeplazarla por ideología humanista, o solo psicología cristiana.

Tenemos que entender que el mensaje que nosotros predicamos no tiene como fin máximo la satisfacción del ser humano, ni tampoco la eliminiacicón de problemas y aflicciones, sino el centro de nuestro mensaje es este Cristo, y el crucificado.

1 Corintios 1:20 – 24

20 ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el disputador de este siglo? ¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo?

21 Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.

22 Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría;

23 pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura;

24 mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios.

 

¿Que acaso no ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo? Tenemos que entender que nuestro mensaje cristo céntrico es radicalmente diferente al que el mundo ofrece. 

Aqui escribiré algunas sugerencias para aquellos que predicamos.

 

1. La responsabilidad principal del predicador es la EXALTACIÓN DE JESUCRISTO. Como fin máximo a donde debemos apuntar es que Cristo sea el HEROE, el gran protagonista, no nosotros.

2. Prediquemos la Biblia, LITERALMENTE. Escoge algún libro de la Biblia y enseñalo, capitulo por capitulo, idea por idea.

3. Predica con AUTORIDAD. No significa que tienes que gritar y estes enojado, eso no significa autoridad, sino que realmente sabes que lo que predicas es verdad. 

4. Se un experto en el Evangelio de Cristo. Ese es el filtro por el cual pasa toda predicación.

5. No busques aprobación de los hombres. Es fácil predicar para ser aceptado, me ha pasado muchisimas veces, tu enseñas el plan de Dios, la palabra de Dios, la autoridad de Dios, y si realmente la gente esta recibiendo la palabra, no te dirán “que bonito predico”, sino “que dura es la palabra”. La palabra es la  VERDAD. La idea no es ser un predicador duro, sino ser un predicador de la VERDAD. La VERDAD, Cristo, incomoda, trae restauración al corazón del hombre, trae vida, nos transforma, acerca al que Dios acerca y aleja al rebelde.

 

Advertisements
This entry was published on February 26, 2014 at 10:12 pm and is filed under Uncategorized. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: